top of page
Search

3/20/23 The Watch List!



It’s week three of session and we’re back once again with a new edition of The Watch List! With Governor Ron DeSantis moving closer to his presidential campaign by the day, his rubber stamp legislature has been in overdrive to pass the priorities on his Iowa checklist before he hits the trail.


A key part of the Governor’s political persona is his zeal for attacking marginalized or at-risk communities to try to divide Floridians for his own gain. One key piece of that agenda is legislation being pushed this year that would criminalize gender-affirming care for minors in the state, putting the health and safety of thousands of children at risk.


With a big thank you to our friends at Equality Florida, who are leading the fight against the Governor’s shameful attacks on LGBTQ+ Floridians, let’s take a look at how to message on this issue in a way that emphasizes our shared values and highlights how this legislation hurts parents’ freedom to choose what is best for their children.


What We’re Watching

Last fall, Florida’s Board of Medicine, a body that is fully appointed by Governor DeSantis and includes large donors to his campaigns, voted to implement rules banning gender affirming care for minors in the state. Those rules went into effect on March 16, meaning any doctor who prescribes puberty blockers or hormones to new patients are now at risk of losing their license. These new rules are strictly about politics, not public health, as leading national health organizations like the American Academy of Pediatrics, American Psychological Association, and the American Medical Association all support gender-affirming care for transgender children.


However, new legislation now on the move in the Florida legislature (SB 254 / HB 1421) would go even further. In addition to banning this treatment for trans youth, the bills criminalize doctors who provide that care, meaning that not only are they at risk of losing their license to practice medicine, they could also potentially be put in jail for doing their jobs as medical professionals. Additionally, this legislation also weaponizes the family court system, altering the state’s child custody laws to allow an unsupportive parent to seek custody of their child to prevent them from receiving gender affirming care in a state that provides it and could be used by a visiting parent to petition a court here in order to gain custody of their child from a supportive parent.


To top it off, under these proposals, getting access to care for transgender adults will also become more difficult as it bans the use of telehealth for gender affirming care and bans qualified nursing professionals from administering gender affirming care to informed, consenting adults. This sets a frightening precedent about government interference in private medical decisions that puts vital care at risk for a community that many times already faces massive disparities in access to health care. Despite hours of testimony against the bill in the Senate, it passed out of the Fiscal Policy Committee on an 8-3 party line vote and has only one more committee before heading to the floor. While it has yet to be heard in the House, it was only assigned to two committees there and is sponsored by Health and Human Services Committee Chairman Randy Fine, meaning it will be on the move shortly.


As advocates and allies speak out against these politically motivated attacks on transgender Floridians, it is important that we lean into our shared values as parents and loved ones, while reclaiming the idea of freedom when juxtaposed against draconian bans on health care access. Each and every one of us believe in a parent’s right to make the decisions they believe are best for their children. Taking away access to gender affirming care with a blanket ban from Tallahassee puts politicians in between a parent’s right to have the freedom to choose what is best for this child. Imprisoning health care providers who offer potentially life-saving, gender-affirming care to minors is also outrageous. This is big government overreach at its worst and is not what happens in a truly free state. As Governor DeSantis and Republican leadership continue their politically motivated attacks on trans children and adults, it is time to remind all Floridians that while you may not be under assault now, the precedent these bans and criminal charges will set could easily be aimed at you next.


In the words of Maya Angelou, “The truth is, no one of us can be free until everybody is free.”


What We’re Saying

  • Free: Free states don't criminalize health care. Free states don't jail parents and doctors for caring for young people. Free states don’t restrict access to care for informed and consenting adults. However, here in Florida we have a Governor and members of the Legislature who are more concerned with attacking our freedoms for political gain than they are with doing what is best for the people they were elected to serve. We should all have the freedom to make the best choices for medical care for ourselves, our children, and our loved ones.

  • Overreach: Once again, Governor Ron DeSantis and his allies in the Legislature are standing between patients and their access to critical health care here in the state of Florida. It is government overreach when politicians in Tallahassee try to insert themselves into private conversations between doctors and patients over what kind of medical care they can receive. Our state should be working on ways to expand health care to millions of Floridians currently unable to access it, not banning treatments and throwing doctors in jail for providing care to patients in need.

  • Choice: Every parent deserves to be able to make the best choice for their child when it comes to their health, including providing them with gender affirming care. Gender affirming care for trans children is medically necessary, often life-saving care that is supported by major medical organizations and the vast majority of doctors and providers throughout the country. Stripping parents of their choice to do what is best for their child, and also putting them at risk of losing their child in a custody dispute, all to score political points is inhumane and disgusting. It is time politicians stop interfering in private family decisions because a parent knows best what type of care their child should receive.


End Of Watch

That’s all we’ve got for this edition of The Watch List! We hope you find this information helpful and welcome any feedback, tips, or ideas you may have for the future. We are so sick of recycled old ideas so the Watch continues!


En español


¡Es la tercera semana de la sesión y volvemos una vez más con una nueva edición de En la Mira! Con el gobernador Ron DeSantis moviéndose cada día más a su campaña presidencial, sus sellos de goma en la legislatura van a toda marcha en vías de aprobar las prioridades en su lista de verificación de Iowa antes de emprender el camino.


Una parte clave de la personalidad política del Gobernador es su entusiasmo por atacar a las comunidades marginadas o en riesgo para tratar de dividir a los floridanos para su propio beneficio. Una pieza clave de esa agenda es la legislación que se está impulsando este año que criminalizaría el cuidado de afirmación de género para menores en el estado, poniendo en riesgo la salud y la seguridad de miles de niños.


Con un gran agradecimiento a nuestros amigos de Equality Florida, que están liderando la lucha contra los vergonzosos ataques del Gobernador contra los floridanos LGBTQ+, echemos un vistazo a cómo enviar un mensaje sobre este tema de una manera que enfatice nuestros valores compartidos y destaque cómo esta legislación perjudica la libertad de los padres de elegir lo que es mejor para sus hijos.


Lo que estamos viendo

El otoño pasado, la Junta de Medicina de Florida, un organismo designado en su totalidad por el gobernador DeSantis e incluye grandes donantes a sus campañas, votó para implementar reglas que prohíban el cuidado de menores con afirmación de género en el estado. Esta regla entró en vigor el 16 de marzo, lo que significa que cualquier médico que prescriba bloqueadores de la pubertad u hormonas a nuevos pacientes ahora corre el riesgo de perder su licencia. Estas nuevas reglas se refieren estrictamente a la política, no a la salud pública, ya que las principales organizaciones nacionales de salud como la Academia Estadounidense de Pediatría, la Asociación Estadounidense de Psicología y la Asociación Médica Estadounidense apoyan la atención de afirmación de género para niños transgénero.


Sin embargo, la nueva legislación ahora en movimiento en la legislatura de Florida (SB 254 /HB 1421) iría aún más lejos. Además de prohibir este tratamiento para los jóvenes trans, los proyectos de ley criminalizan a los médicos que brindan esa atención, lo que significa que no solo corren el riesgo de perder su licencia para ejercer la medicina, sino que también podrían ser encarcelados por hacer su trabajo como profesionales médicos. Además, esta legislación también arma el sistema de tribunales de familia, alterando las leyes de custodia infantil del estado para permitir que un padre que no apoya la afirmación de género busque la custodia de su hijo para evitar que reciba cuidado de afirmación de género en un estado que lo brinda y podría ser utilizado por un padre visitante para presentar una petición ante un tribunal aquí para obtener la custodia de su hijo de un padre solidario.


Para colmo, según estas propuestas, el acceso a la atención para adultos transgénero también será más difícil, ya que prohíbe el uso de la telesalud para la atención de afirmación de género y prohíbe que los profesionales de enfermería calificados administren atención de afirmación de género a adultos informados y que consientan hacerlo. Esto sienta un precedente aterrador sobre la interferencia del gobierno en las decisiones médicas privadas que pone en riesgo la atención vital para una comunidad que muchas veces ya enfrenta disparidades masivas en el acceso a la atención médica. A pesar de horas de testimonio en contra del proyecto de ley en el Senado, fue aprobado por el Comité de Política Fiscal en una votación de línea partidista de 8-3 y solo tiene que pasar un comité más antes de llegar a la sala. Si bien aún no se ha escuchado en la Cámara, solo se asignó a dos comités allí y está patrocinado por el presidente del Comité de Salud y Servicios Humanos, Randy Fine, lo que significa que estará en movimiento muy pronto.


A medida que los defensores y aliados se pronuncian en contra de estos ataques por motivos políticos contra los floridanos transgénero, es importante que nos apoyemos en nuestros valores compartidos como padres y seres queridos, mientras reclamamos la idea de libertad cuando se yuxtapone a las prohibiciones draconianas sobre el acceso a la atención médica. Todos y cada uno de nosotros creemos en el derecho de los padres a tomar las decisiones que consideren mejores para sus hijos. Quitar el acceso a la atención de afirmación de género con una prohibición general de Tallahassee pone a los políticos entre el derecho de los padres a tener la libertad de elegir lo que es mejor para sus hijos. También es indignante encarcelar a los proveedores de atención médica que ofrecen atención de afirmación de género que puede salvarles la vida a los menores. Esta es una demostración clara de que vivimos el peor momento en la extralimitación del gobierno y no es lo que sucede en un estado verdaderamente libre. A medida que el gobernador DeSantis y el liderazgo republicano continúan sus ataques por motivos políticos contra niños y adultos trans, es hora de recordarles a todos los floridanos que, si bien es posible que no estén siendo atacados ahora, el precedente que establecerán estas prohibiciones y cargos penales podría fácilmente estar dirigido a ustedes a continuación.


En palabras de Maya Angelou, “La verdad es que ninguno de nosotros puede ser libre hasta que todos sean libres”.


Lo que estamos diciendo

  • Libertad: Los estados libres no criminalizan el cuidado de la salud. Los estados libres no encarcelan a los padres y médicos por cuidar a los jóvenes. Los estados libres no restringen el acceso a la atención de adultos informados y que dan su consentimiento. Sin embargo, aquí en Florida tenemos un Gobernador y miembros de la legislatura que están más enfocados en atacar nuestras libertades con fines políticos que en mejorar la situación de las personas a las que fueron elegidos para servir. Todos deberíamos tener la libertad de tomar las mejores decisiones de atención médica para nosotros, nuestros hijos y nuestros seres queridos.

  • Extralimitarse: Una vez más, el gobernador Ron DeSantis y sus aliados en la legislatura se interpone entre los pacientes y su acceso a la atención médica crítica aquí en el estado de Florida. Es extralimitación del gobierno cuando los políticos en Tallahassee intentan meterse en conversaciones privadas entre médicos y pacientes sobre qué tipo de atención médica pueden recibir. Nuestro estado debería estar trabajando en formas de expandir la atención médica a millones de floridanos que actualmente no pueden acceder a ella, no prohibiendo los tratamientos y encarcelando a los médicos por brindar atención a los pacientes que la necesitan.

  • Elección: Todos los padres merecen poder tomar la mejor decisión para sus hijos cuando se trata de su salud, lo que incluye brindarles atención que afirme su género. La atención de afirmación de género para niños trans es médicamente necesaria, a menudo una atención que salva vidas y cuenta con el respaldo de las principales organizaciones médicas y la gran mayoría de los médicos y proveedores en todo el país. Despojar a los padres de su elección de hacer lo que es mejor para su hijo, y también ponerlos en riesgo de perder a su hijo en una disputa por la custodia, todo para sumar puntos políticos es inhumano y repugnante. Es hora de que los políticos dejen de interferir en las decisiones familiares privadas porque un padre sabe mejor qué tipo de atención debe recibir su hijo.


¡Hasta la próxima!

¡Eso es todo lo que tenemos para esta edición de The Watch List! Esperamos que encuentre útil esta información y agradecemos cualquier comentario, sugerencia o idea que pueda tener para el futuro. ¡Estamos tan hartos de viejas ideas recicladas, que continuamos la vigilancia para detenerlas!



16 views0 comments

Comments


  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest
  • Tumblr Social Icon
  • Instagram
bottom of page